La hora de Sanchuelo Cuando el cadáver de Abd al-Malik llegó a Córdoba, allí estaba esperándole su hermano Abderramán, al que llamaban Sanchuelo. Sobre él recaía ahora, como heredero, todo el ...